(+52) (477) 717-7349 & (477) 718-6566 info@ozonocarbars.com

¿Qué es el Ozono?

1. Propiedades del Ozono

Las propiedades más importantes del Ozono son que: desinfecta, purifica, deodoriza, oxigena, ioniza.

  • Desinfecta: El Ozono actúa inactivando virus, bacterias, hongos y esporas, principalmente oxidando su membrana lipídica, por lo que no pueden generar resistencia los microorganismos ante el ozono. De este modo es que nos ayuda a prevenir enfermedades y contagios. En cuanto a bacterias podemos decir que su espectro es muy amplio, pues inactiva bacterias gram-positivo y gram-negativo, aerobias y anaerobias, desde un virus de Papiloma Humano hasta una Giardia y un Cryptosporidium.
  • Purifica: Del mismo modo el Ozono destruye diversos contaminantes purificándo así el agua y el ambiente, de hecho es tan poderoso que elimina los vapores residuales de solventes que son tan dañinos al inhalarse, los que pueden provocar distintos tipos de cáncer.
    Así mismo se convierte en oxígeno (O2) al cabo de unos minutos, esencial para nuestra vida, el cual nos revitaliza y nos permite tener un ambiente fresco y agradable.
  • Deodoriza: El Ozono elimina los malos olores provocados por sudor, humo de cigarro, descomposición de materia orgánica, etc., como pueden ser en gimnasios, bares, hoteles, casas y otros. En el agua elimina olores y sabores extraños provocados por sustancias ajenas en el agua, así mismo, elimina el Cloro residual y otros compuestos que alteran al agua.
  • Oxigena: El Ozono tiene una vida media de 30 minutos en condiciones típicas en aire y en agua, posteriormente se convierte en oxígeno puro, como el que respiramos. Esto significa que podemos oxigenar constantemente el ambiente en el que nos encontramos, ya sea laboral o en el hogar; y por otro lado se puede beber un agua más rica en oxígeno, lo cual es sano para los seres vivos.
  • Ioniza: En el agua, el Ozono secuestra iones libres de Calcio y Magnesio, formando sales de los mismos iones

La enorme ventaja del Ozono en cualquier uso es que todo lo anterior lo hace sin dejar residuos tóxicos pues, como se mencionó, se convierte rápidamente en oxígeno puro.

2. ¿Cómo se genera el Ozono de forma natural?

El oxígeno al entrar en contacto con la luz ultravioleta del Sol es que se inestabiliza para formar así Ozono, en otras palabras, oxígeno en su forma triatómica.

Lo mismo sucede en con las olas del mar y las cascadas, donde la energía del choque del agua rompe la molécula diatómica del oxígeno para formar Ozono.

Cuando vemos una tormenta eléctrica, allí se están generando toneladas de Ozono, y es cuando detectamos ese rico aroma dulce en la atmósfera previo a una tormenta. Un rayo puede generar 200 kg de Ozono, y una tormenta eléctrica hasta 210 toneladas de Ozono. Esto nos confirma que la naturaleza es más sabia que el ser humano, pues genera mucho Ozono de forma natural para lograr el equilibro atmosférico y sostener la vida en el planeta.

3. ¿Cómo se genera el Ozono de forma artificial?

La generación de ozono de forma artificial se consigue con energía para romper la molécula del oxígeno y formar la del Ozono. Esto se consigue en la soldadura eléctrica, en las fotocopiadoras, en las lámparas UV, y con generadores de ozono especiales para este fin. La forma más eficiente es a través de generadores de ozono.

También existe una forma química de obtener ozono, pero no la tocaremos aquí.

¿Y los autos y las industrias no generan ozono? La respuesta es NO. Este tema lo tocaremos en este enlace: El Ozono: ¿Contaminanto o Purificador?

4. Usos y aplicaciones del Ozono

Los usos y aplicaciones son tan diversos y bastos que es imposible mencionarlos todos en este párrafo, además que cada mes se encuentran nuevos usos. Para resumir mencionaremos brevemente los siguientes:

Agua para beber: logra la perfecta desinfección, incluso cuando hay organismos patógenos difíciles de erradicar, incluso cuando grandes concentraciones de Cloro no logran desinfectar, el Ozono lo hace con 200 veces menos concentración y 1500 veces en menor tiempo, como por ejemplo el Cryptosporidium. Es 100 veces más económico que comprar agua embotellada, y más seguro.

Aire: se consigue un ambiente más apto, tanto en oxigenación como que esté desinfectado y al mismo tiempo atacando los malos olores. Esto es útil en el hogar, en oficinas, baños públicos, comercios, industrias, centros de diversión como son los cines y los casinos, lugares públicos como pueden ser centros de convenciones y templos.

Agricultura: sirve para la desinfección de suelos; riego en campo logrando frutos de mejor tamaño y peso, mejor forma y color, y una planta más saludable; desinfección durante el lavado de frutas y verduras en tinas previo a empacado sin dejar residuos y conveniente para exportación; mejorar la conservación en cámaras frías ampliando la vida de anaquel de un 20 a un 150%; retrasando la maduración durante el transporte y reduciendo las probabilidades de contaminación por manipulación en inspecciones.

Medicina: se han estimado que se pueden tratar alrededor de 250 padecimientos, tanto infecciosos como de enfermedades crónico-degenerativas, donde el Ozono se aplica como una terapia complementaria (no alternativa, ni sustituta) ayudando a frenar el avance de algunas enfermedades, en otras ayudando a eliminarlas, por otra parte mejorando la calidad de vida del paciente. Todo esto es fácil de asimilar si se estudia la bioquímica del Ozono con el cuerpo humano basándose en que el ozono es un súper desinfectante y que también oxígeno (nadie es alérgico al oxígeno, y es vital como materia prima para que las células de nuestros cuerpos realicen sus funciones adecuadamente), y por lo mismo es que produce especies reactivas de oxígeno (EROs) de forma controlada que estimulan al organismo a producir antioxidantes endógenos (superoxidodismutas, catalasa y glutation). Esto solo como punto base, pero conociendo más a fondo hay más maravillas que nuestro cuerpo hace al reaccionar con el Ozono. Por lo tanto, este noble gas no se le puede considerar como un medicamento, es solo un detonante, en muchas ocasiones, para que nuestros órganos funciones correctamente.

Odontología: tiene diversas aplicaciones, desde desinfectar la línea de agua de la unidad dental, reducir drásticamente la pulverización contaminante por medio de la pieza de alta velocidad, el realizar invasión mínima en el caso de la caries, atender problemas infecciosos e inflamatorios como sucede en la gingivitis y problemas periodontales en general; la desinfección del canal radicular con toda confianza sin poder dañar el tejido, y en una sola sesión; y lo más famoso es el blanqueamiento dental sin provocar hipersensibilidad en el paciente y pudiendo realizar varias sesiones al año si así lo requiere el mismo paciente.

Veterinaria: podemos ir desde deodorizar los consultorios hasta atender la displasia de cadera en canes… pero podemos agregar en esta rama la atención a caballos de carreras para evitar y atender lesiones, mejorar el sistema inmune del animal y que esté en su mejor estado bioquímico para una carrera. Añadiremos para los equinos en general que sirve para los problemas de cólicos. Así mismo, agregamos el caso de atención a animales de campo como son los problemas de mastitis en ganado bovino, problemas de parásitos provenientes de agua contaminada en general, aire con amoniaco en las casetas de pollos y cerdos, y mucho más.

 

 

 5. Historia del Ozono

El ozono fue descubierto en 1785 por el físico holandés Martinus van Marum trabajando con maquinas electrostáticas, en las cuales percibió el olor de un gas (ozono).

En mayo de 1840 el químico alemán Christian Schönbein, de la Universidad de Basilea, lo nombró ozono, raíz griega que significa Ozein (olor, oler, oloroso).

En 1857 Werner Von Siemens diseñó el primer equipo generador de ozono, el cual era un diseño cilíndrico formado por ánodo, cátodo y dieléctrico, diseño que sigue vigente hasta nuestros días. Este equipo fue usado para la investigación en la destrucción de microorganismos patógenos, al igual que las primeras experiencias de utilización del ozono a través en la mucosa en animales y humanos. Poco a poco se comenzaron a descubrir los beneficios del ozono y fueron publicados en diversos artículos respecto a la purificación del agua, tecnología y medicina. En 1870 apareció el primer informe sobre ozono como purificador de la sangre.

En 1863 Soret estableció la relación entre el oxígeno y el ozono, al encontrar que 3 volúmenes de oxígeno producían 2 volúmenes de ozono.

En 1870, el médico alemán Lender realizó la primera publicación sobre efectos biológicos prácticos, referidos a la desinfección de aguas.

Existen evidencias de uso como desinfectante a partir de 1881, mencionado por el Dr. Kellogs en su libro de difteria.

En 1885 el primer libro sobre el ozono como terapia médica fue escrito por el Dr. Charle J. Kenworth y patrocinado por la Asociación Médica de Florida.

En octubre de 1893 la ciudad holandesa de Ousbaden inaugura la primera planta de tratamiento de agua con ozono en el mundo. Hoy ya existen miles de municipios en todo el mundo que utilizan el ozono para este fin, tanto en aguas para beber como en tratamiento de aguas residuales. Hoy día más de 3 mil localidades tratan su agua con ozono.

Nikola Tesla en 1896 patentó el primer generador de ozono, y en 1900 fundó Tesla Ozone Company. El mismo sistema inventando por éste ingeniero permanece invariable en nuestros días. Existen generadores Tesla funcionando todavía perfectamente después de 75 años de uso. Tesla fue el primero que ozonizó el aceite de oliva.

En 1898, en Berlín, Luth iniciaba las terapias con oxígeno. Trabajó el ozono con animales y asoció el ozono al magnesio, produciendo Homozon. En estas mismas fechas se publicaron varios trabajos en la revista Naturopathy por el Dr. Benedict Lust. Los doctores Luth y Thauerkauf fundan en Alemania el “Instituto de Oxígeno-Ozono Terapia” y publican sus primeros trabajos.

En 1902 el “Dictionary of Practical Materia Medica” de JH Clarke describió el éxito del uso del agua ozonizada en tratamientos de anemia, cáncer, diabetes, influenza, envenenamiento por morfina, envenenamiento por estricnina, llagas cancerosas, y tos ferina.

En 1911 “A Working Manual of High Frequency Currents” fue publicado por el Dr. Noble Eberhart, cabeza del Departamento de Psicología Terapéutica de la Universidad Loyola, quien uso el ozono para tratar tuberculosis, anemia, clorosis, tos ferina, asma, bronquitis, fiebre de heno, insomnio, neumonía, diabetes, gota, y sífilis.

En 1913 la “Eastern American Association of Oxygen-Ozone Therapy” fue formada por el Dr. Blass con algunas asociaciones alemanas.

Durante la Primera Guerra Mundial el ozono fue usado para tratar heridas observando su efecto bactericida, pie congelado o pie de foso, gangrena, y efectos de gases venenosos. El Dr. Albert Wolf, de Berlín, también uso el ozono para tratar cáncer de cólon, cáncer cervical, y úlceras de decúbito en 1915.

En 1920, el Dr. Neisswanger, Director del Chicago Hospital College of Medicine, publica “Ozone as a Therapeutic Agent”, primer libro de texto docente que fue el embrión de un libro clásico publicado 9 años después, “Ozone and its Therapeutic Action”.

En 1926 el Dr. Otto Warburg, del Kaiser Institute en Berlín, anuncio que la causa del cáncer es una deficiencia de oxígeno a nivel celular, y defectos en las enzimas antioxidantes. El Dr. Warburg recibió el Premio Nobel de Medicina en 1931 y en 1944. Es el único médico premiado en dos ocasiones con este galardón hasta la fecha.

En 1929 se publicó en Estados Unidos el libro “Ozone and Its Therapeutic Action” (El Ozono y sus Acciones Terapéuticas). Allí se enlistaron 114 enfermedades y cómo tratarlas con ozono. Sus autores eran cabezas de los hospitales líderes de Estados Unidos.

En 1932 el dentista suizo, Dr. Edwin Fisch, usó el ozono en prácticas odontológicas y patentó el primer aparato para tratar caries con ozono. Introdujo en esta área al colega y amigo cirujano alemán, Dr. Erwin Payr, quien señala el efecto cicatrizante del ozono y publica “Aplicaciones del ozono en cirugía”, y que fue premiado por la Asociación Alemana de Cirugía.

En 1933, la Asociación Médica Americana, dirigida entonces por el Dr. Simmons, promueve y estimula al Gobierno para que sean prohibidas todas las terapias que no sean medicamentos autorizados y debidamente registrados. La industria farmacéutica está en el origen evidentemente. Desde entonces la terapia con ozono en EEUU quedó prohibida y aún en algunos estados de EEUU persiste tal  prohibición. Paradójicamente, la FDA aprueba el uso del ozono para purificar la sangre de transfusión y para esterilizar el agua de inyectables.

De 1934 a 1938 Aubourg y Lacoste, médicos franceses, inician tratamientos con ozono mediante insuflación rectal. Con esto tratan infecciones intestinales y vesicales, fístulas y colitis ulcerativas destacando el aumento del potencial oxidativo en la sangre.

En 1935 la Sociedad Francesa de Radiología y Electroterapia publica la monografía “Ozone in Therapie”.

En 1938 el Dr. Aubourg publica en el Bulletin Medicale de París el artículo “Medical Ozone”, recopilación de 465 casos tratados con ozono.

En 1940 la FDA (Food and Drug Administration) comienza el precintado de generadores de ozono médico, favoreciendo su propia industria farmacéutica, reforzada tras la adquisición del gigante del momento, la compañía alemana Bayer.

En 1948, el Dr. Guillermo Turska de Oregón, Presidente de la American Naturopathic Association obtuvo el primer permiso de la FDA para estudiar los efectos hepáticos del ozono médico. Comenzó aplicando el ozono con una máquina diseñada por el mismo, y en 1951 escribió el artículo, “Oxidation”, que todavía sigue siendo hoy relevante. Turska inició las inyecciones de ozono en la vena porta alcanzando el hígado.

En 1950, otro alemán, Joachim Hänsler fabrica el primer generador de ozono médico con posibilidades de dosificar y graduar las concentraciones de la mezcla, y gracias a las experiencias y estudios de Haensler, que estableció las dosificaciones y concentraciones de ozono para su empleo en medicina, a partir de la segunda mitad del siglo XX, el desarrollo médico de la Ozonoterapia comienza a ser un fenómeno creciente.

En 1953 el médico alemán, Dr. Hans Wolf, usó el ozono en sus prácticas. Escribió el libro “Medical Ozone”, libro clásico que ha llegado hasta nuestros días como la “biblia” de los libros médicos de ozonoterapia. Fundó la primera escuela Ozonoterapeuta donde entrenó a muchos médicos.

En el año 1957, aprovechando la aparición de plásticos resistentes al ozono, el Dr. Hansler patentó un generador de ozono que ha sido la base de los tratamientos en los últimos 45 años. Con esto, el Dr. Mayer, pediatra neoyorkino, publica “Using Ozone as a Chemotherapeutic Agent for the Treatment of Diseases”, recopilando una serie de 12mil pacientes, la gran mayoría niños. De espaldas a la FDA y basado en exenciones legales del estado de Nueva York, consiguió desarrollar su actividad, no sin algunos tropiezos.

En 1961 el Dr. Hans Wolf introdujo las técnicas de autohemoterapia mayor y menor, y 10 años después, junto con el Dr. Rilling, funda la Sociedad Alemana de Oxígeno-Ozonoterapia. Casi al mismo tiempo se funda en Estados Unidos la “International Asociation for Oxygen-Ozone Therapy”, que se transformaría un año después en la actual I.O.A. (International Ozone Association).

En 1965 floculación espontánea en cámaras de contacto llevó a la construcción de plantas de ozono en Francia para la remoción de partículas en el agua. En 1965 en Escocia el ozono fue usado para control de color en aguas superficiales por primera vez. Al mismo tiempo Suiza investigó el uso del ozono para oxidar microcontaminantes como compuestos fenólicos y diversos pesticidas.

A principios de los años 70 se crea la Sociedad Alemana de Ozonoterapia que ayuda al impulso de la ozonoterapia y su aplicación en diferentes enfermedades. Este agente terapéutico es empleado desde hace varios años en países tales como Alemania, Austria, Francia, Italia, Suiza, Japón, Estados Unidos, España, Cuba y otros.

En 1977 el Dr. Salas-Planells introduce la ozonoterapia en cirugía vascular periférica, teniendo lugar esto en Barcelona, España.

La Dra. Renate Viebahn proporcionó una descripción técnica de la acción del ozono en el cuerpo.

En 1979 el Dr. George Freibott comenzó a tratar a su primer paciente de SIDA con ozono, y en 1980 el Dr. Horst Kief dió a conocer el éxito del tratamiento de SIDA con ozono.

1980 los doctores SweetF, Kao M S, Lee S-CD del Departamento de Obstetricia de la Universidad de Washington, publican en el número 209 de la prestigiosa revista Science el artículo “Ozone Selectively Inhibits Human Cancer Cell Growth”.

En 1983 en Italia, los Drs. Mattasi y cols. del Departamento de Neurología de la Universidad de Milán publican el primer ensayo clínico sobre Herpes Zoster.
En el mismo año en la 6º Conferencia Mundial del Ozono, de la IOA, celebrado en
Washington, D.C. se publica “Medical Applications of Ozone”, que recoge 33 patologías tratadas con ozono que cuentan con publicaciones previas que avalan la eficiencia.

En 1986, el médico alemán Dr. Preus publica “Positive Treatment Results in AIDS Therapy” en OzoNachrichten. Se desata nuevamente una batalla entre los laboratorios norteamericanos que fabrican los medicamentos para el SIDA y los modestos profesionales que buscan tratamientos alternativos a los caros fármacos.

En 1987 el Dr. Rilling y la Dra. Viebahn publicaron “The Use of Ozone in Medicine” (El uso del Ozono en la Medicina), basándose en el libro de H.Wolf, siendo éste un segundo texto básico de la ozonoterapia moderna.

El Instituo Nacional de Investigación Científica de Cuba publica sus trabajos experimentales sobre toxicidad en este mismo año. Tras completar todos los estudios básicos, la Sanidad cubana incorpora la ozonoterapia como técnica habitual en su medicina, y alternativa al uso de caros fármacos de un país que tiene sus fronteras bloqueadas.

En el mismo año la Dra. G. Rovira, formada en Alemania, crea la primera unidad hospitalaria de ozonoterapia en la Clínica Quirón de Barcelona.

En 1989 en Italia, el cirujano ortopédico, Dr. C. Verga, publica el primer trabajo sobre uso del ozono médico para tratar hernia discal, y el Dr. E. Riva-Sanseverino publica el primer trabajo sobre uso del ozono médico en artrosis de rodilla. Esto provocó controversia en la medicina ortodoxa al desplazar tratamientos clásicos basados en medicamentos o en técnicas quirúrgicas caras y con un riesgo despredecible para el paciente.

En Estados Unidos, por presiones de algunos Senadores con familiares tratados de SIDA en Alemania, el NIH (Instituto Nacional para la Salud) realiza el primer ensayo clínico controlado hospitalario en el St. Michael’s Hospital – Newark, NJ – de tratamiento de SIDA con ozono médico. La FDA suspendió el ensayo y prohibió la publicación de los resultados preliminares.

Por miedo al SIDA y a otras posibles enfermedades no conocidas, en 1990 el Ministerio de Defensa de Canadá comienza a utilizar el ozono para esterilizar la sangre y hemoderivados. Se siguen investigando las aplicaciones del ozono médico en estas áreas y el Dr. Capt. Shanon ve subir su presupuesto progresivamente de $300mil a $1,200mil. Sus publicaciones han llevado el uso del ozono a todos los bancos de sangre dependientes de la OTAN.

El mismo año de 1990, el Prof. Velio Bocci, Catedrático de Fisiología y Fisiopatología de la Universidad de Bolonia, Italia, publica “Studies on the Biological Effects of Ozone 1. Induction of Interferon on Human Leucocytes.” Es el primero de una serie de de artículos sobre investigación básica y experimental de la ozonoterapia en animales, voluntarios sanos y enfermos. El objetivo de su investigación es activar las células sanguíneas usando ozono y oxígeno para desatar las capacidades antioxidantes que existen en el organismo. Actualmente se encuentran dos publicaciones más “Oxygen-Ozone Therapy: A Critical Evaluation” y “Ozone, a New Medical Drug”. Gracias al Dr. Bocci y otros colegas, la ozonoterapia se enseña en algunas facultades de medicina de Italia dentro de la asignatura de farmacología. El Dr. Bocci continuó realizando investigaciones en materia del ozono. En octubre de 2019 falleció dejando un legado muy valioso.

En 1990 Silvia Menéndez, Frank Hernández, Ofilio Peláez y otros médicos cubanos dieron a conocer el éxito de tratar glaucoma, conjuntivitis, retinopatías y retinitis pigmentosa con ozono.

En 1992, los rusos revelaron sus técnicas de usar el ozono burbujeándolo en salmuera para tratar a grandes quemados con resultados asombrosos.
En 2004 se publica el libro “Ozone: The Revolution In Dentistry” por el odontólogo Edward Lynch, del cual, por desgracia, no hay más publicaciones.

Desde Octubre del año 2006 el Dr. Pérez Olmedo, médico de familia español, realiza tratamientos utilizando la vía sublingual continua, aplicando el extremo de la alargadera en contacto directo con la mucosa sublingual y respirando tranquilamente por la nariz. Durante cinco a diez minutos seguidos se deja que fluya directamente en la boca el ozono. No siendo necesario realizar apnea. Las propiedades del ozono y su velocidad de reacción evitan la posibilidad de que el ozono penetre en vías respiratorias. Con esta técnica trató en asociación de AHT disfunciones ATM bilaterales con éxito, piorreas, odontalgias, aftas y candidiasis orales.

En Cuba: A principios del año 1981 comienza a utilizarse el ozono en Cuba en la desinfección de las aguas y es desde esta época en que comienzan a realizarse estudios en el Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CENIC), el cual es la institución científica de mayor experiencia existente en ese país. En 1986 es creada la primera Sala Experimental de Ozono terapia con la participación de grupos multidisciplinarios. En 1988 se efectúa en Cuba la I Conferencia Internacional de Ozonoterapia con participación de numerosos países; en 1990 el I Congreso Iberoamericano de Ozonoterapia, en 1992 es creado el Centro de Investigaciones del Ozono a partir del “Grupo del Ozono” del CENIC que concentró la experiencia de más de 18 años de trabajo desarrollando investigaciones en este campo. El enfoque científico y el trabajo desarrollado hasta el momento actual, han dado a Cuba un reconocido prestigio mundial en el campo de la Ozonoterapia, siendo el país de referencia para otros en aplicación del ozono.

En España: En 1996 se efectúa el I Seminario Internacional de Ozonoterapia, en Las Palmas de Gran Canaria, y en 1997 se crea por médicos investigadores cubanos el “CENTRO MÉDICO DEL OZONO” como continuidad del trabajo que venía realizando su Director en Cuba con grupos multidisciplinarios. Este centro coopera  de forma activa con otros centros españoles ya nivel internacional. Son atendidos en el mismo sujetos sanos y pacientes con diferentes enfermedades. En 1998 se ayuda desde el mismo a la organización del II Seminario Internacional de Ozonoterapia celebrado en las Palmas de Gran Canaria con la participación de expertos europeos y americanos. En 2002 es creada la Sociedad Científica Española de Oxígeno-Ozonoterapia que desde entonces ha venido efectuando Jornadas Científicas donde los médicos ozonoterapéutas exponen sus experiencias.

Países: Actualmente más de 10mil médicos alemanes usan el ozono u ozonoterapia en sus prácticas diarias. Existen centros de investigación del ozono en materia médica y no médica.
Entre los países donde se usa la ozonoterapia se encuentran: España, Francia, Gran Bretaña, Bélgica, Holanda, Alemania, Italia, Suiza, Austria, Polonia, Rumania, Bulgaria, Hungría, Antigua República de Yugoslavia, República Checa, Eslovaquia, Grecia; 4 provincias de Canadá, 14 estados de USA (Alaska, California, Colorado, Georgia, Illinois, Minnesota, Nevada, Nuevo México, New York, North Carolina, Ohio, Oklahoma, Texas, Washington), México, Cuba, Argentina, Chile, Brasil, Rusia, Repúblicas Bálticas, Israel, Egipto, Irán, Pakistán, India, China, Corea del Sur, Singapur, Japón, Nueva Zelanda, Australia.

La aparición de la penicilina y otros antibióticos se vieron como la solución a la mayoría de las enfermedades humanas. Debido a las dificultades en las mediciones exactas de las cantidades de ozono en soluciones medicinales, el alto costo y la poca disponibilidad de equipos generadores de ozono eficientes y seguros, aunado a la escasa documentación científica del momento, influyó en cierta época y en años posteriores a que el ozono fuera desplazado de la medicina convencional. La ozonoterapia se extendió principalmente entre médicos naturistas y médicos homeópatas, pero siendo ignorada por los médicos alópatas, a pesar de los conocimientos que ya existían en la materia por médicos importantes de la época.

Hoy en día existen muchas empresas a nivel internacional fabricantes y proveedoras de equipos generadores de ozono, y poco a poco surgen más opciones de equipos para ozonoterapias médicas y estéticas a precios razonables y con mejor calidad. Una buena noticia es que los sistemas sanitarios van autorizando y regulando la aplicación de esta terapia y los equipos para este uso, ya que cada vez más se acumula evidencia de su practicidad y eficacia con sustento científico, dejando así de ser una terapia “alternativa”.

El ozono ha sido utilizado legalmente en clínicas y hospitales a nivel mundial desde la década de 1940. En Alemania se encontraron efectos secundarios del ozono de pequeñas irritaciones en un porcentaje extremadamente bajo, causado principalmente por la incorrecta aplicación del ozono, sin embargo dichos efectos desaparecen rápidamente ya que el ozono se convierte en oxígeno puro y los antioxidantes, como la vitamina C, neutralizan su efecto oxidativo. Estos efectos secundarios no son comparación con los que se han encontrado en Estados Unidos con los medicamentos comunes, donde 1.5 millones de personas fueron hospitalizadas debido a los efectos secundarios de éstos medicamentos.

Como se ha mostrado a lo largo de los años, el ozono, siendo oxígeno en su forma básica, ha sido usado para terapias con gran éxito y bajo porcentaje de efectos secundarios, además de ser un tratamiento económico y de alguna forma natural, pues el oxígeno es parte esencial de nuestros cuerpos.

6. Propiedades físicas del Ozono

Densidad y fase 2,144 g/l (0 °C), gas
Solubilidad en el agua 0,105 g/100 ml (0 °C)
Punto de fusión −192,7 °C
Punto de ebullición −111,9 °C

 

7. Propiedades termodinámicas del Ozono

Entalpía estándar de formación ΔfH° sólido +142,3 kJ/mol
Entropía molar estándar S°sólido 237,7 J.K−1.mo l−1

 

8. Parámetros seguros de exposición al ozono

La Administración de Salud y Seguridad Profesi onal (OSHA por sus siglas en inglés) tiene estándares para el ozono en el trabajo de 0.1 ppm, como promedio en 8 horas, con exposición permanente a la molécula durante las 8 horas y razón de exposición diaria
durante años.

La EPA (Enviromental Protection Agency) adoptó el Estándar Nacional de Calidad de Aire Ambiental (NAAQS por sus siglas en inglés) con una media de 0.12 ppm en exposición de 1 hora y 0.075 en un promedio de 8 horas.

1 ppm o “parte por millón” es la cantidad de materia contenida en una parte sobre un total de un millón de partes. Por ejemplo, supongamos que tenemos un cubo homogéneo de un metro de arista, cuyo volumen es un metro cúbico (m3). Si lo dividimos en «cubitos» de un centímetro de lado, obtendríamos un millón de «cubitos» de un centímetro cúbico (cm3 o cc). Si tomamos uno de esos «cubitos», del millón total de «cubitos», tendríamos una parte por millón.

En cuestión de gases, las partes por millón son relativas a distintos factores como: ventilación del área, ocupación por personas, animales o plantas, flujo del aire, humedad y temperatura relativa, otros compuestos químicos en ambiente como cloro, solventes,
descomposición orgánica, etc.

Las exposiciones a niveles superiores de ozono por periodos largos, como una hora o más, pueden producir irritación en las vías respiratorias, irritación en los lagrimales, tos, dolor de cabeza.

Exposiciones a niveles altos de ozono por periodos de segundos o pocos minutos no afecta a la persona más que en percibir el olor fuerte a ozono.

No se recomienda estar expuesto directamente a la salida de ozono de mismo ozonizador, ya que sería dañino por la alta concentración. Siga las instrucciones del fabricante o proveedor. Sin embargo, cabe mencionar que se dan tratamientos de ozonoterapia aspirando ozono directamente de un ozonizador, para esto debe consultar al médico especialista.

Siempre es importante que se realice un estudio del lugar donde se colocará un ozonizador y los factores que influyen para sus efectos, como se mencionó en el párrafo anterior. Hay que recordar que para esto el ozono se convierte al cabo de 20 minutos en oxígeno puro a temperatura ambiente (20ºC a 25ºC). También se debe tomar en cuenta para el estudio si el ozonizador cuenta con un propulsor de aire para esparcir el ozono por el recinto; si es así, verificar el flujo de aire, ya que el estudio de la propulsión de aire y la generación de ozono más los factores ya señalados le garantizarán mejores resultados.

http://www.epa.gov/groundlevelozone/standards.html
http://www.epa.gov/air/criteria.html
http://www.osha.gov/dts/chemicalsampling/data/CH_259300.html

9. Ozono y reacción con otros productos

El ozono aplicado en aire no tiene ninguna reacción perjudicial cuando se usan productos de limpieza para piso, paredes y sanitario como puede ser en el cloro, ácido muriático, amoniaco y sarricidas. El ozono realiza su acción desinfectante en el área donde se aplica, tanto en el ambiente como en los objetos, sin embargo no elimina las sustancias sólidas como manchas y mugre, por lo cual no es un sustituto de los removedores. El ozono solo tendrá reacción en el aire eliminando el olor residual de los productos de limpieza.

En el caso de los aromatizantes el ozono los neutralizará ya que descompondrá la sustancia rociada en el aire por el mismo aromatizante. Si es un aromatizante-desinfectante, también lo neutralizará pero el ozono tomaría el lugar del desinfectante con un poder más elevado, dando así mayor seguridad en la higiene.

10. Ozono estratosférico (Capa de Ozono)

El ozono se encuentra de forma natural en la estratosfera, formando la denominada capa de ozono. El ozono estratosférico se forma por acción de la radiación ultravioleta, que disocia las moléculas de oxígeno molecular (O2) en dos átomos, los cuales son altamente reactivos, pudiendo reaccionar estos con otra molécula de O2 formándose el ozono.

El ozono se destruye a su vez por acción de la propia radiación ultravioleta, ya que la radiación con longitud de onda menor de 290 nm hace que se desprenda un átomo de oxígeno de la molécula de ozono. Se forma así un equilibrio dinámico en el que se forma y destruye ozono, consumiéndose de esta forma la mayoría de la radiación de longitud de onda menor de 290 nm. Así, el ozono actúa como un filtro que no deja pasar dicha radiación perjudicial hasta la superficie de la Tierra.

El equilibrio del ozono en la estratosfera se ve afectado por la presencia de contaminantes, como pueden ser los compuestos clorofluorocarbonados (CFCs), que suben hasta la alta atmósfera donde catalizan la destrucción del ozono más rápidamente de lo que se regenera, produciendo así el agujero de la capa de ozono. El daño que causan cada uno de estos contaminantes es función de su potencial de agotamiento del ozono, esto fue descubierto por el Ingeniero Químico mexicano Mario Molina, Premio Nobel de Química en 1995. Para medir la concentración de ozono en la atmósfera se utilizan instrumentos en satélites tales como GOMOS en el satélite Envisat.

11. Ozono Troposférico

Este es el ozono que se forma en la atmósfera más baja, donde nos encontramos nosotros, el cual se forma a partir de los compuestos orgánicos volátiles (VOCs) y los óxidos de nitrógeno (NOx) aunado al oxígeno del ambiente (O2), lo cual se ve en la contaminación de las ciudades llamado smog fotoquímico. Éstos al tener contacto con los rayos UV del Sol se disocian y el oxígeno de las sustancias mencionadas se asocia para formar el ozono.

La concentración de ozono saludable para el ser humano que puede respirar por periodos cortos (aprox. 8 minutos) no debe ser mayor a 150 microgramos por metro cúbico o 0.03ppm (0.03 partes por millón) en la vegetación. Lo óptimo que respiramos son 0.

Cabe resaltar la diferencia entre el ozono médico y el generado por la contaminación, ya que el el ozono al mezclarse con el nitrógeno forma los óxidos de nitrógeno, que son 3 veces superiores en toxicidad al ozono.

El ozono en cantidades elevadas es igual de tóxico que cualquier otra sustancia. Por esto mismo respiramos una mezcla de distintos gases.

WhatsApp chat